La Cámara de Representantes aprueba una propuesta de ley histórica para despenalizar el cannabis.

La propuesta terminaría con una prohibición federal a la marihuana y creará un camino para eliminar antecedentes penales relacionados con el cannabis.


Por Alicia Victoria Lozano para NBC


A medida que la industria del cannabis sigue echando raíces gradualmente en cada estado, la Cámara de Representantes votó en favor de eliminar a la marihuana de la ley federal de Sustancias Controladas.


La Cámara votó el viernes sobre la Ley de Oportunidad, Reinversión y Eliminación de Antecedentes Penales relacionados con la Marihuana o Ley MORE (por la sigla de Marijuana Opportunity Reinvestment and Expungement Act), que despenaliza el cannabis y despeja el camino para eliminar las condenas federales por delitos no violentos relacionados con marihuana. Es probable que el Senado no apruebe el proyecto de ley.


La Ley MORE también crea vías para oportunidades de propiedad en la industria naciente, permite a los veteranos obtener recomendaciones de cannabis medicinal de doctores ligados a Asuntos de Veteranos, y establece fuentes de financiamiento para reinvertir en comunidades que han sido afectadas de una manera desproporcionada por la guerra contra las drogas.


El voto del viernes fue la primera vez que la Cámara de Representantes en pleno ha abordado el problema de la despenalización federal del cannabis. Del conteo de votos, 222 Demócratas estuvieron a favor de aprobar la Ley MORE y seis estuvieron en contra. Cinco Republicanos votaron a favor de la ley y 158 votaron en contra.


“Esto es lo correcto que se debe hacer”, dijo el co-patrocinador de la Ley MORE, el Representante Earl Blumenauer, D-Oregon, presidente adjunto de la Junta pro Cannabis del Congreso antes de la votación del viernes. “Durante demasiado tiempo, la guerra contra las drogas se ha enfocado en los jóvenes, especialmente los de raza negra, y ha rechazado los consejos de los expertos”.


Blumenauer, cuyo distrito del congreso incluye partes de Portland, ha estado trabajando por acabar con la prohibición del cannabis desde la década de los 70, cuando estuvo en la Legislatura estatal. Dijo que la guerra contra las drogas “nunca tuvo sentido” para él y que más bien nació de la visión “cínica” que el Presidente Richard Nixon tenía respecto al cannabis y otras sustancias controladas.


Nixon declaró una “guerra contra las drogas” a principios de los 70, tildando el abuso de drogas como “enemigo público número uno” después del auge de las drogas recreacionales de los años 60. Su objetivo era reducir el uso, distribución y comercio mediante una fuerte acción policial y condenas de prisión.


Blumenauer dijo que, a diferencia de la heroína y la cocaína, ambas drogas de la Lista 1, el cannabis no es adictivo, y se ha determinado que tiene propiedades terapéuticas para aliviar el dolor. (Investigaciones de los Centros para control y Prevención de Enfermedades y otras organizaciones indican que la marihuana, ciertamente, puede ser adictiva).

“La aceptación publica está en su mayor nivel de todos los tiempos”, dijo. “Ya ha llegado el tiempo para esta idea.”


El Cannabis tuvo una gran victoria el día de las Elecciones el mes pasado. Votantes de cinco estados –Arizona, Nueva Jersey, Dakota del Sur, Montana y Mississippi- aprobaron medidas para legalizar alguna forma de uso de la marihuana. Ahora, 15 estados, dos territorios y Washington, D.C., han legalizado el cannabis recreacional, mientras que 34 estados y dos territorios permiten la marihuana medicinal.


“Durante décadas, las políticas discriminadoras sobre marihuana han perpetuado una forma más de racismo en los Estados Unidos, y esta legislación comenzará el proceso de una justicia restauradora para aquellos que han sido más dañados”, dijo la Representante Bárbara Lee, D-California, quien patrocinó el proyecto de ley conjuntamente con Blumenauer.

En una carga conjunta dirigida al Congreso, Lee y Blumenauer dijeron que sus esfuerzos por la reforma subrayan el “problema crítico de la justicia racial, y la fracasada guerra contra las drogas que ha devastado a las comunidades de color, especialmente las negras y marrones.”

“No podemos seguir ignorando nuestro deber de reparar el daño que esta forma dañina de racismo sistemático ha hecho”, dijo la carta.


La tendencia hacia la normalización del cannabis no es exclusiva de los Estados Unidos; es parte de un movimiento global para terminar con la prohibición. La Comisión de Naciones Unidas sobre Estupefacientes votó esta semana para eliminar a la marihuana y la resina de marihuana de la categoría de las drogas más peligrosas del mundo, pavimentando el camino para oportunidades adicionales de investigación.


A pesar del éxito reciente de los esfuerzos por una reforma, muchos legisladores siguen opuestos a la despenalización federal del cannabis. Entre ellos está la Republicana Debbie Lesko, de Arizona, quien tiene la intención de votar en contra de la Ley MORE.

En una declaración hecha por correo electrónico, Lesko dijo que los Demócratas han escogido “perder el tiempo de la Cámara de Representantes” con un proyecto que “nunca será aprobado como ley”.


“Esto no solo es un abandono de su deber, el proyecto de ley es sencillamente una mala política”, dijo Lesko. “No hace nada para disuadir el uso de la marihuana por parte de los niños, no exige una etiqueta de advertencia sobre los riesgos a la salud que presenta la marihuana, e ignora la ciencia que muestra que la marihuana afecta directamente partes del cerebro responsables por la memoria y el aprendizaje”.


Los que apoyan el proyecto de ley refutan diciendo que la Ley MORE conciliará las tensiones legales entre los estados y el gobierno federal. Desde que California legalizó la marihuana medicinal en 1996, docenas de estado han lanzado programas de cannabis recreacional y médico desafiando abiertamente a la ley federal, creando confusión en lo referente a impuestos, transportar y hasta viajar con marihuana.


La tregua tácita entre los estados y el gobierno federal fue codificada en 2013 cuando el Fiscal General Adjunto James Cole emitió un memorándum actualizando los lineamientos para los fiscales acusadores en relación con la marihuana bajo la Ley de Sustancias Controladas.

El llamado “memo de Cole” fue emitido después de que los votantes en los estados de Colorado y Washington legalizaron el cannabis para uso adulto, a pesar de que la marihuana es una droga en la Lista 1. Con las leyes estatales en desacuerdo con las leyes federales, se instruyó a los fiscales a enfocarse solo en los delitos de mayor nivel relacionados con el cannabis, entre los que se incluyen la distribución a menores de edad, conspirar con carteles de la droga y participar en actos violentos.


Traducción hecha por Cannalatino del artículo de “NBC news” – 04 de Diciembre de 2020

Para leer en artículo en su idioma original haz click en este Link:

https://www.nbcnews.com/politics/congress/congress-takes-historic-bill-decriminalize-cannabis-n1249905




Cannalatino banner.png
RECETAS CANNÁBICAS
LaMariaJuana_Banner_cannalatinol.png
NUESTRAS REDES
LIBRO_%20LO%20QUE%20SE%20MAS%20VARIAS%20
Dr Rosado en Cannalatino banner.png